sábado, 2 de abril de 2016

RESEÑA ''EL GUANTE DE COBRE''


Título:El guante de cobre · Autor: Cassandra Clare y Holly Black · Editorial:Destino
Libro: #2 · Saga: Magisterium · Páginas: 356



Acompaña a Callum, un joven aprendiz de mago, a Magisterium, la escuela de magia más secreta del mundo.
De vuelta a la escuela Magisterium tras las vacaciones los problemas de Callum se intensifican. El Alkahest, un guante de cobre es capaz de quitar sus poderes a los magos, ha sido robado. Y en la búsqueda del culpable, Call y sus amigos, Aaron y Tamara, llaman la atención de unos enemigos muy peligrosos y se acercan a una verdad aún peor.






Tras haberme leído el inesperado final de La prueba de Hierro, lo único que podía pensar era: Necesito la continuación ya.
Sin embargo, cuando por fin publicaron el libro y me puse a ojear opiniones encontré tanto criticas que lo ponían por las nueves como criticas que decían que era bastante peor que el primero así pospuse la lectura del libro cosa de la cual me arrepiento. 

La historia,  narrada en tercera persona, comienza relatándonos como van las vacaciones de Call, nuestro protagonista. Desde que se entero de que lleva en su interior el alma de Costantine Maden, alias ''el enemigo de la muerte'', no anda agusto en su propia piel ya que tiene miedo de no ser él mismo (¡ay! que mal me explico). Para añadir más leña al fuego, Call está convencido de que su padre sabe su secreto y, tras un incidente en el que cree que su padre va a asesinar a Estrago, Call huye de vuelta al Magisterium. Sin embargo, los males de Call no terminan ahí. Alguien ha robado el Alkahest, la única arma capaz de quitar los poderes a los marakis o magos con afinidad hacia el caos, véase Aarón, y Alastair, el padre de Call, se convierte en el principal sospechoso. Es entonces donde comienza la aventura de nuestros protagonistas en busca del guante de hierro.

Ahora bien, la trama que desde un principio temía que no me enganchara tanto como la primera ha superado todas mis expectativas. Desde el minuto cero las autoras han logrado plasmar todas las descripciones, diálogos y acción de una forma tan natural que dejar de leer el libro se convierte en misión imposible. Por no hablar de esos toque de humor que dan las autoras durante los diálogos (sobre todo a los de Call) y que nos ayudan a encariñarnos con los personajes.

Sobre los personajes quiero destacar la evolución que ha sufrido Call desde el final del primer libro. Desde que descubrió que él era el enemigo de la muerte se ha vuelto una persona responsable y protectora con sus amigos, sobre todo con Aarón el cual está supuestamente destinado a convertirse en su archi-rival. Constantemente vemos como Call haciéndose juicios de valor para evitar actuar como lo haría Constantine Maden (¿el enemigo de la muerte se comería la ultima porción de pizza?). Por si fuera poco Call debe de ocultar su secreto a todo el mundo por lo cual se ha visto obligado a madurar mucho a lo largo de la novela.
Otro personaje que ha evolucionado mucho en mi opinión ha sido Tamara. Ha pasado de ser la chica que pone las reglas ante todo a una que confía y defiende firmemente a sus amigos. Me gustaría que las autoras siguieran dando más desarrollo y matices a su personalidad en sus siguientes libros ya que, hoy por hoy, se ha convertido en uno de mis personajes favoritos de todo el libro.
Y para terminar con el trío protagonista tenemos al siempre fiel, amable y valeroso Aarón que se ha pasado todo el verano en la casa de Tamara rodeado de magos millonarios pero que eso no le ha afectado para nada en su personalidad. Si bien es verdad que en cierto punto del libro hace algo que le obliga a revelar algunas partes de su pasado, la verdad es que para mi ha sido un personaje sin evolución con el cual no he podido empatizar y mira que lo he intentado.
Y después esta la gran sorpresa para mi: Jasper. Debido a una serie de sucesos que no os voy a contar (tendréis que leerlo) se ve obligado a acompañar a los protagonistas en su aventura. Es un personaje que desde el principio odie por su actitud engreída, arrogante y clasista y que ademas viene de una familia supuestamente adinerada que en realidad no tiene donde caerse muerta. Cuando se unió a la aventura pensé -por Dios, no pueden ponerme a este en la trama principal, que no lo soporto-. Sin embargo a medida que transcurría la acción me veía cada vez menos incomoda con este personaje hasta tal punto en el que, sin yo creérmelo, me di cuenta de que Jasper me caía bien. Al final es hasta majo y todo.

El resto de personajes de la novela apenas han perecido, pero me gustaría que en los próximos libros se profundizara un poco más en ellos. Tampoco estaría de más que hablaran un poco más sobre el Magisterium. Todavía soy incapaz de imaginarme como es.
Y finalmente el final (menuda redundancia me ha salido) si bien no me ha sorprendido tanto como el del primer libro (a ver como se supera eso) me ha parecido buenísimo.


Resumiendo, El guante de cobre ha sido un libro con una trama tan original como su predecesora y y con unos personajes en su mayoría muy bien diseñados y originales que te mantiene en vilo hasta el final.

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    La verdad es que no conocía este libro pero me ha llamado la atención. Me apunto la saga si la consideras muy buena para leerla en un futuro. Por cierto las imágenes escogidas son espectaculares ;)

    Tienes una nueva seguidora. Aprovecho también para invitarte a participar en un sorteo que estoy realizando: http://viajandoaotrosmundos.blogspot.com.es/2015/12/entrevista-la-autora-natalie-convers.html

    Gracias y un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Nunca había escuchado hablar de este libro. Pero quizá me apunte la saga si tanto te ha gustado a ti.

    Un beso desde A través de un libro.
    PD: Ya tienes una nueva seguidora!

    ResponderEliminar